El pueblo/aldea de Tiscali es uno de los sitios arqueológicos más evocadores del territorio de Dorgali.
Es una aldea nurágica construida dentro de una cueva en la que la bóveda se ha derrumbado, rodeada por un bosque centenario de terebinos, encinas y enebros.
Sitio interesante a nivel botánico.
Colocado en una posición de dominio sobre todo el valle, fue utilizado por los nuragicos para escapar de las incursiones de los invasores.

Se puede llegar en una hora de camino con un todoterreno y en dos horas de senderismo dentro del Supramonte di Dorgali.